Por: Tony Carrillo

Un día con Nicanor Cifuentes Gil

El coordinador regional y profesor del Programa de Formación de Grado (PFG), en Agroecología de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), Nicanor Alejandro Cifuentes Gil, enmarcado como Talento UBV, hizo referencia a las palabras del Comandante Supremo y Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, donde establecía que “la base fundamental de nuestra revolución es la integralidad”.

Al respecto, profesor de la integralidad humana y ecosistémica en salvaguarda del Proyecto Histórico Revolucionario manifestó “creo en la integralidad de los esfuerzos mancomunados, inclusivos y desafiantes, orientados al dialogo permanente con la fuerza constituyente, a los fines de apalancar los procesos de conocimientos y la inclusión, en aras de lograr la reivindicación de las mujeres empoderadas, la sexogenerodiversidad, la eco militancia, los pescadores, los campesinos, los indígenas, la comunidad negra / afrodescendiente, los estudiantes, entre otros”.

Nicanor Alejandro Cifuentes Gil, es nativo de la ciudad puerto Maracaibo, nacido el 21 de diciembre de 1978, de padres colombianos, abuelo paterno nicaragüense pertenecientes a la corriente  sandinista. Egresado como biólogo en la Universidad del Zulia (LUZ) y maestrante en Ecología Acuática, es un ser alimentado de poesía y pesebres, amigo de la tertulia y el buen argumento, lector de hojarascas y acérrimo opositor de la mediocridad y la canalla, se declara cinéfilo y estudioso del comportamiento humano.

Cifuentes, comentó: “mi línea de acción pedagógica va direccionada hacia la ecomilitancia como expresión académica política en abrazo a la bio y socio diversidad, a la comunicación alternativa, la fotografía y la poesía como expresión viva del lenguaje y de la praxis humana sensible”.

Entre sus proyectos, el militante revolucionario, destacó “el impulso y activación de los laboratorios artesanales de bioinsumos en comunidades organizadas para potenciar la creatividad (tecnología popular, poderes creadores del pueblo) capaz de dar solvencias, en este duro tiempo, a graves problemas vinculados a la producción alimentaria (en clave agroecológica) capaz de suplantar la dependencia a agrotóxicos y a ensanchar la conciencia descolonizadora que permita a los hombres y mujeres vinculados a la producción agrícola en la urbe y en la peri ruralidad producir alimentos, ampliar y robustecer la soberanía alimentaria sin agredir la naturaleza que nos incluye”.

De igual manera, el investigador y docente de la Agroecología, refiere con entusiasmo y decidido fraseo: “ Debemos propulsar sin demora y en gozo revolucionario la activación de huertos urbanos dentro de la propia Universidad Bolivariana de Venezuela (sede Caracas) y esto debe ser asumido como una de tantas acciones vinculadas a un paulatino esfuerzo creativo y académico político que sea capaz de respaldar (desde nuestra trinchera universitaria, anti imperialista y en plena vinculación con el ethos chavista), el Plan de Recuperación Crecimiento y Prosperidad Económica, impulsado por el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, para ir contrarrestando, con obras colectivizadas, la guerra económica inducida por el imperio norteamericano y sus replicadores internos”.

El coordinador regional, resaltó en concordancia a lo comentado anteriormente que se ha planteado como desafío en la UBV, sede Caracas, la construcción del huerto urbano, con la instalación de unas primeras 56 mesas para cultivos organopónicos, que estaría asumiendo como desafío iniciático la contribución, durante el primer semestre del año 2019, con cosechas de rubros vegetales de ciclos cortos, que serán entregados para el autoconsumo en el comedor universitario.

En este sentido y en aras de esa integralidad definida, de ese gozo revolucionario y esa capacidad propia de los poderes creadores del pueblo que somos, debe entenderse que esta acción de trabajo mancomunado vinculado al huerto organopónico en la sede capitalina de la UBV, contará con el apoyo del movimiento estudiantil, del PFG Agroecología, sus docentes y estudiantes nacionales e internacionales, así como del Núcleo Académico de Ecología Urbana (NAEU), adscrito al Centro de Estudios Ambientales (CEA) sin obviar a los y las trabajadores que en UBV desde ya han mostrado curiosidad y apoyo a la idea de sembrarnos y ejercer la soberanía alimentaria en común unidad.

El docente Cifuentes finalmente acota: “(…) podemos decir que la idea de individualidad y auto referencialidad fraguada en la idea de un docente, un talento y una abultada hoja de vida académica estaría en el caso de quien te habla dando cabida a múltiples enfoques, voces, alianzas que son y serán vitales para trascender las ideas incubadas por la colonialidad del saber propio de las academias aún ancladas a la dependencia y al distanciamiento del proyecto histórico revolucionario de la Patria venezolana. Nosotras y nosotros estamos acá asumiendo un desafío creativo colectivizado y nos esperanzamos aún en las más duras condiciones pues sabemos que contamos con el respaldo a estas iniciativas que tributan, sin duda alguna, al nuevo comienzo, al caminar nuestra palabra de pueblo consciente y sensible a los desafíos que se nos presentan hoy y mañana”.

Sembrar conciencia para cosechar poética de pueblo organizado capaz de dar solvencias de manera auto determinada, independiente a sus desafíos humanos más dignos es el más grande reto, el más noble oficio que la Revolución Bolivariana nos ha podido legar y en esa senda de trabajo común, en ese desafío plural hemos visto al docente Nicanor Cifuentes Gil convocándonos y aupando para erigir una Universidad y una identidad plural y libertaria abrazada al legado de Simón Bolívar y Hugo Chávez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *